Parque Indoamericano: Recuperaron 27 hectáreas y el parque abriría en enero

02/12/11 Están listas las canchas de fútbol y básquet y los espacios de juegos para chicos.

PorSILVIA GÓMEZ www.clarin.com

Cuando ocurrió la violenta toma del Indoamericano, el predio había dejado de ser un espacio verde para transformarse en depósito clandestino de miles de toneladas de escombros y restos de obras . Aunque la Corporación Buenos Aires Sur –un ente de la Ciudad, que administra bienes del Estado– tenía el mandato de preservarlo, el lugar estaba en ruinas, sin iluminación ni seguridad . Ahora, aunque con demoras, avanza la obra para volver a transformarlo en un verdadero parque. Según el Gobierno porteño las 27 hectáreas recuperadas abrirían en las primeras semanas de 2012.

En una recorrida por el parque, Clarín comprobó los avances de los trabajos, que a lo largo de este año tuvo sus vaivenes. En principio iba ser inaugurado en julio, luego la fecha se pospuso a octubre y finalmente pasó para enero. Mientras que el costo de la obra se incrementó de $ 6 millones a $ 9,5 millones. “Hay que tener en cuenta que la dimensión de este parque es similar a unas 15 plazas típicas de la Ciudad. Pese a las postergaciones, se construyó en tiempo récord porque utilizamos recursos propios (como el arbolado, asfalto, adoquines y tierra del túnel del subte H) y así evitamos el llamado a licitación”, se excusó el Ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli.

Días atrás ya se habían instalados las islas de juegos y deportes : habrá una de juegos inclusivos, otra de Playtime, una compañía argentina que produce con certificación de calidad, y una estación de fitness. También un red de trepado con forma de cono –similar a la que hay en Puerto Madero– canchas de fútbol y de básquet . Todavía estaba en plena obra un área de buffet y dos baterías de baños. La Ciudad estudia la posibilidad de entregar el manejo del bar a una ONG de la zona, para que también se encargue de mantener la higiene en los sanitarios.

En 2005 la administración del parque fue transferida a la Corporación Buenos Aires Sur, que tenía la obligación de conservarlo, mantenerlo, sanearlo y evitar las usurpaciones. Pero no cumplió con ninguna de las cuatro consignas. Los vecinos que habitan las torres cercanas –de los barrios Nágera, Samoré, Copello y Macías– se cansaron de reclamar obras , hasta que finalmente llegó la toma. Ahora Santilli quiere poner al frente del parque a un administrador que se haga cargo del mantenimiento.

NOTICIAS INMOBILIARIAS