Ahora, la clase media


Ahora, la clase media

23/11/2012
http://arq.clarin.com
POR INÉS ÁLVAREZ ialvarez@clarin.com
Cuáles son las condiciones de acceso a la vivienda para los sectores medios. El balance de los planes Pro.Cre.Ar y Primera Casa y las propuestas de la AEV.

PLAN PROCREAR. El Banco Hipotecario recibe más de 200 solicitudes de crédito por día.
PLAN PROCREAR. El Banco Hipotecario recibe más de 200 solicitudes de crédito por día.
En la Argentina, los números del déficit habitacional muestran un panorama acuciante. Según datos del censo 2010 hay aproximadamente 800 mil familias integradas por varias generaciones que comparten el mismo techo. Además, de acuerdo a una encuesta realizada por la AEV, el 60% de la clase media quisiera mejorar sus condiciones de vivienda.

En este contexto, en el 2° coloquio de Acceso a la Vivienda organizado por la AEV se exploraron varias alternativas, algunas vigentes. El economista Guillermo Laura, de la Fundación Metas Siglo XXI, señaló que “el problema de acceso a la vivienda es financiero. Necesitamos una moneda estable y más bancarización”.

En este sentido, las propuestas de la mayoría de los oradores coincidieron en la idea de configurar una unidad de cuenta independiente de los vaivenes del peso, que sirva exclusivamente para la financiación de la vivienda. Laura defendió el concepto de Unidad de Financiamiento (UF) con el ejemplo de Chile, que desde 1967 utiliza este sistema con buenos resultados y que destina a esta problemática 10 veces más recursos del PBI que la Argentina.

También Gustavo Llambías se pronunció a favor de este mecanismo, al señalar que “el Estado debería dejar operar al sector privado a través de formas como la Unidad de Vivienda, que puede ajustarse por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS)”. Para Ortolá Martínez, tesorero de la AEV, esto es positivo “ya que lo hace bastante amigable y permite que mucha más gente pueda calificar”. Por el contrario, Eduardo Buero, Gerente de Desarrollo de Soluciones de Vivienda del Banco Hipotecario, puso sus reparos y contó su experiencia con los créditos otorgados en la década del ‘80, en donde con un mecanismo similar los saldos llegaron a superar los valores de la vivienda. “Realmente fue un problema. No sé si sería una buena solución, habría que poner topes”, concluyó.

Buero explicó que desde junio se anotaron 400.000 propietarios de terrenos para los créditos Pro. Cre.Ar, de los cuales 59 mil resultaron ganadores del sorteo; y se escrituraron 1.200 créditos. Para las hipotecas “sin terreno” la primera licitación se realizó el 20 de septiembre por 5 mil viviendas en once predios de todo el país, mientras que la próxima será el 29 de noviembre. Además, Buero anunció que en breve saldrá otra licitación para las obras de infraestructura, según la cual la empresa constructora ganadora de la licitación recibirá un 10% para acopio de materiales y el aumento de precios se calculará en base a un promedio entre el índice del Indec y el de la CAC. Una vez confirmados los proyectos ganadores se convocará a los particulares interesados. Para Buero, el resultado es positivo, ya que el plan Pro.Cre.AR es “una excelente oportunidad para reactivar la economía y para acceder a un crédito barato”.

En tanto, el Programa Primera Casa, del Gobierno porteño, significó un cambio de estrategia del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), que hasta junio de 2012 otorgaba sólo 511 soluciones habitacionales por año. Este plan de viviendas se propone otorgar 3.500 soluciones por año, dándole prioridad a los jóvenes de clase media y media baja para que adquieran viviendas usadas en barrios de Capital Federal y GBA que no superen los 8.200 pesos el metro cuadrado. Hasta el momento, la entidad ya aprobó 800 créditos de las 150.000 solicitudes recibidas. Emilio Basavilbaso, presidente del IVC, reconoció que el déficit habitacional responde a problemas financieros e hizo hincapié en las dificultades que traerá la quita de los depósitos judiciales al Banco Ciudad, que podrá garantizar los créditos solo durante 2013.

Para concluir, Miguel Camps, titular del AEV, expresó el deseo del sector privado: “la reactivación con reglas simples del gran mercado de la vivienda para la clase media”.