Las dudas están, los ladrillos también


En concreto

Las dudas están, los ladrillos también

Por Adriana Anzillotti | LA NACION

El miércoles último, la nacion organizó un encuentro con representantes del Real Estate e invitó a dos prestigiosos economistas para que además de ofrecer un panorama macro y micro de lo que está sucediendo en esa disciplina hoy en el país, anticipen qué se puede esperar en 2013 en el ámbito inmobiliario. Según el análisis, los profesionales del sector tendrán que continuar afrontando -como sucedió este año- las consecuencias del cepo al dólar, un escenario con inflación y en medio de estas circunstancias deberán remontar de la mejor manera posible el Real Estate local, afectado por la fuerte retracción, tal como los economistas lo señalaron durante sus conferencias. A su término, hubo tiempo para comentarios algunos más pesimistas que otros. Un común denominador los caracteriza y es el hecho de que han sabido sortear sucesivas crisis con suficiente creatividad e ingenio. "Este tiempo exige ser cada vez más creativos en las propuestas. El usado es otro tema. Es más complicado. Aún así también ese segmento exige ingenio para ayudar a dar una respuesta ajustada a la realidad, pero que también satisfaga a las partes." Detrás de las palabras de algunos operadores se advierte la preocupación. Y a la vez, las ganas de superar estos momentos sombríos, como explicaron durante una reunión los desarrolladores de un proyecto residencial premium en Bariloche, de cara al Nahuel Huapi, el Serena Lake Resort, que promete como dice su eslogan Vivir la Patagonia. El mercado ha perdido la intensidad de otros tiempos, pero sólo por ahora. Su capacidad expansiva está intacta. De la mano del agro, otro puntal de la economía, también habrá seguramente un derrame a los ladrillos, aunque lo esperable está muy lejos de lo que sucedía en otras épocas cuando ambos mercados se retroalimentaban apuntalando con las inversiones el desarrollo económico que colaboró, por ejemplo, a la salida de la crisis de 2001/2002.
¿Cómo juega la inflación en este escenario? Por un lado, amedrenta la decisión de los compradores, pero a la vez, el que cuenta con ahorros siempre elegirá colocar el dinero en alguna propiedad para protegerla de volatilidades o pérdida de su valor. Entonces, ¿es tiempo de construir, de seguir apostando al sector? Sí, a pesar de la complejidad. Hay que buscar caminos más atractivos y diferenciarse con calidad y precios razonables, aún en el caso de los premium..