Cocheras como Inversión

INVERSIÓN INMOBILIARIA

Ante el aumento de la cantidad de autos, las cocheras se imponen como una inversión

El continuo crecimiento del parque automotor convierte a la inversión inmobiliaria en cocheras en una variante a tener en cuenta, ya que partiendo de un mínimo de 135 mil pesos de costo, se puede obtener una renta del 4,5 al 5 por ciento anual.


El sitio especializado Reporte Inmobiliario dio a conocer un informe sobre las cocheras en la ciudad de Buenos Aires que indica que en los últimos tres años el precio de estas unidades aumentó entre 40 y 60 por ciento.



El trabajo recuerda que en el 2012 se patentaron más de 130 mil autos nuevos en la ciudad de Buenos de Aires y la superficie de cocheras sólo necesaria para los vehículos matriculados supera ampliamente a la que se presentó para construir todo tipo de edificios dentro de los límites de la urbe.

Sostiene que en los últimos 5 años ingresaron al parque automotor de la ciudad más de 500 mil autos, lo que incrementa el déficit de cocheras.

Detalla el informe que entre enero y diciembre del 2012 se sumaron a circular por las calles de la ciudad de Buenos Aires 130.076 automóviles, según las cifras oficiales de patentamientos de autos cero kilómetro.

El número de rodados incorporados a la ciudad durante el año pasado resultó sólo un 2,3% inferior al pico histórico de patentamientos del año 2011 cuando se registraron 133.132, manteniéndose como el segundo mejor año de la década.

Si bien estas cifras resultan altamente positivas para la industria automotriz tampoco pasan desapercibidas para la cadena inmobiliaria de la ciudad ya que para su estacionamiento la cantidad de autos patentados en Buenos Aires requiere una superficie de 3.251.900 m2.

Así, la nueva superficie que exige la guarda de los vehículos patentados durante el 2012 prácticamente duplica el área total registrada para construir durante el mismo año en la ciudad de Buenos Aires para todos los usos posibles (vivienda, oficinas, locales, etc.) y es un 54,85% superior al promedio anual de metros cuadrados registrados durante los últimos diez años.

La velocidad con la que aumenta el número de autos en la ciudad queda lejos de ser absorbida por nuevos espacios de garaje los cuales se incorporan en una mínima proporción, debiéndose recurrir a un stock que incluso ha disminuido en virtud de que un alto porcentaje de edificios de garajes privados han sido reemplazados por edificios de vivienda que no sólo no reemplazan el número de cocheras que existían en el lugar sino que por otro lado traen consigo un aumento de la demanda.

Este desbalance entre oferta y demanda se refleja en un crecimiento constante tanto de los valores de venta como de alquiler de cocheras en toda la ciudad.

Así durante los últimos años, dentro de las distintas tipologías edilicias, las cocheras fueron las que sufrieron los crecimientos de precios de venta más vertiginosos, con aumentos promedios según el barrio de entre un 40 a un 60% en los últimos tres años, creciendo incluso sus cotizaciones durante el 2012 cuando en líneas generales los valores inmobiliarios se mantuvieron más estables medidos en dólares nominales.

En general dentro del área de la ciudad resulta ya difícil encontrar estacionamientos cubiertos de buena calidad y buenas condiciones de accesibilidad, ofertados a la venta por debajo de valores equivalentes a los 20.000 dólares.

El año anterior el rango más bajo de precios de cocheras se ubicaba en los 17.000 por lo que en el término de un año el piso de los valores de este tipo de estacionamientos se incrementó en algo más de un 35%. Dentro de este mismo barrio en aquellos emprendimientos que cuentan con listas de precios pesificadas los valores de oferta se ubican en un rango de entre los $135.000 y los $156.000.

Según los especialistas, el enorme desfasaje entre oferta y demanda de cocheras que se profundiza año a año, operaría en favor de proyectar emprendimientos de cocheras para alquiler, pero los altos costos de la tierra al competir con el uso residencial en los barrios más consolidados operan como un importante escollo a salvar restándole atractivo a la ecuación económica de explotación.

No obstante, ya son varios los proyectos que se han lanzado en la forma de fideicomisos para la construcción y posterior explotación en alquiler de cocheras en aquellos casos donde la tierra puede incorporarse a valores razonables, indica Reporte Inmobiliario.

www.telam.com.ar
17.02.201312:22