Sabores del Mundo

Sabores del mundo en Buenos Aires

Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendencia


Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendenciaLa simpatía de Maxime es el plus del restaurante africano El buen sabor - Foto: Paula Salischiker

Por Magalí Etchebarne

El buen sabor: cocina africana


El lugar: su fundador y chef se llama Maxime Tankouo, un camerunés oriundo de la ciudad de Douala, que llegó hace diez años a la Argentina con la simple idea de pasear, pero que terminó quedándose a vivir. Aprendió a cocinar por su madre, Cecile, pero no porque ella le hubiera dado clases. Como era secretaria en las asambleas de comerciantes y debía asistir a las reuniones, le dejaba las indicaciones para que él se hiciera cargo de terminar el almuerzo o la cena, y fue así como aprendió a cocinar.
Cuando ya llevaba unos años viviendo en el país, convencido por sus amigos, decidió instalar su propio restaurante. Hoy, El Buen Sabor es famoso por sus deliciosos platos que llevan mucho tiempo de cocción y reúnen varios condimentos exóticos. Los que más salen son el frito de porotos (con carne o pollo), roti de cerdo, la salsa de maní, el "Director General" (plátano en rodajas con pollo) y el pescado (corvina) a la parrilla. Las guarniciones típicas son mandiocas, batatas y plátanos, que pueden salir fritos o al vapor.
Qué pedir: más que recomendado el pescado a la parrilla, acompañado con cebollas y tomates, con guarnición de mandioca o plátanos al vapor ($55). De postre, imperdibles los koeksisters: masas dulces trenzadas ($20), o la ensalada de mango o de papaya ($18).
Dónde: Camargo 296, Villa Crespo. Tel.: 4854-8800.
Cuándo: martes a viernes, de 20 a 2; sábados y domingos, de 12 a 15.30 y de 20 a 2.

Ermak: cocina rusa y ukraniana

Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendenciaUn chucrut para cenar en Ermak - Foto: Paula Salischiker

El lugar: Viacheslav Alekséev es el nombre de uno de sus dueños, pero le dicen "Alex". Aunque este apodo no tenga nada que ver con su verdadero nombre, fue la forma más fácil que un ex compañero de trabajo encontró para llamarlo. Alex llegó de Ucrania a la Argentina en 2001 y, como conocía el oficio, se empleó en la cocina de otro restaurante en el que, sin hablar el idioma, se dejaba guiar por señas. Pero él había estudiado cocina en la ciudad de Járkov y dicen que hasta tiene una tesis de noventa páginas sobre la suprema a la Kiev, ¡especialidad indiscutida de Ermak!
En 2004, abrió junto con sus hermanos un local chiquito por la calle Bulnes, hasta que, en 2008, se mudaron al espacio actual. Un lugar sobrio, algo nostálgico, con una carta muy difícil de encontrar en otros restaurantes. Hay entradas a las que llaman zakuski y platos típicos como pelmenis y varenikes (un tipo de pasta rellena), también blinis (panqueques de masa porosa) y muchas, muchas sopas, entre las que se destaca la de remolachas con crema ácida. La barra es contundente, hay cervezas, vinos, pero también vodka bien helado para las noches de invierno.
Qué pedir: imperdible, claro, la suprema a la Kiev: suprema de pollo rellena con manteca, un toque de perejil y pimienta, acompañado de papas al horno ($35), o bolsillo de cerdo: bondiola de cerdo asado rellena con manzanas verdes y ciruela seca, acompañado de papas al horno o chucrut.
Dónde: Billinghurst 815, Almagro. Tel.: 4862-0170.
Cuándo: martes a domingos, por la noche.

Spiagge di Napoli: cocina italiana

Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendenciaEn Spiagge di Napoli las pastas se piden por peso - Foto: Paula Salischiker

El lugar: es un bodegón hermoso y atiborrado de cuadros, banderines y fotos de una familia extensa que le dio origen al lugar y le imprimió un aire cálido e informal, como si fuera su propia casa. Funciona desde 1926, y su actual dueño, el señor Giovanni, nieto de su fundador, nació ahí mismo. Su madre rompió bolsa en medio del salón, así que con ayuda de algunos pararon el tranvía que pasaba por la puerta y la llevaron al hospital. La señora todavía hoy se sienta en la mesa del fondo y mira, atiende el teléfono, sugiere platos. Es una auténtica nonna, y así pide que la llamen. Del techo cuelgan jamones y salamines, hay latas de conserva por todos lados y la especialidad son las pastas caseras, aunque también podés encontrar una corvina a la vasca con rabas y milanesas.
El plus se lo lleva el lugar: la gente, el barrio, el clima y los platos que van y vienen. No te podés ir sin probar el tiramisú, especialidad de Giovanni con receta única que trajo de Calabria hace muchos años... ¡Irresistible!
Qué pedir: la nota de color es que las pastas se piden por peso; con un cuarto de kilo, por ejemplo, comen dos personas. Hay ravioles, capelettis, agnelotis, canelones, sorrentinos y lasaña. Las salsas son muchas, desde fileto hasta boloñesa, pesto, putanesca o príncipe de Nápoli.
Dónde: av. Independencia 3527, Boedo. Tel: 4931-4420.
Cuándo: lunes a sábados, de 12 a 20; domingos, de 12 a 16.

Club Danés: cocina danesa

Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendenciaUn almuerzo en el Club Danés, con vista al río - Foto: Paula Salischiker

El lugar: está ubicado en el piso 12 del Edificio Dinamarca. En el piso 9 está la embajada, y tres pisos más arriba, este restaurante especializado en comida nórdica. El estilo es clásico y simple, pero la espectacular vista al río desde esta altura le da un toque especial. Santiago Macagno es el chef a cargo. Joven y de descendencia danesa por parte de madre, se acostumbró desde chico a platos bien pesados y sabrosos. Durante algunos años, vivió en Dinamarca, y cuando regresó a la Argentina, tomó junto con su socio, Eduardo Marenco, la concesión del Club Danés.
Si tiene que definir la comida danesa, dice que se caracteriza por llevar sobre todo mucha carne de cerdo, pescados, salsas no muy picantes y papa en casi todas sus formas. Abundan el paté de hígado, las conservas, los panes caseros de centeno y los arenques marinados. ¡Muchas calorías! Abre sólo al mediodía, así que es ideal para hacer el merecido descanso en mitad de una jornada de trabajo. Eso sí, es aconsejable ser mesurada con las cantidades...
Qué pedir: los precios son muy accesibles y podés comer albóndigas de cerdo con salsa marrón, papas a la crema y repollo colorado agridulce, con café y bebida, por $53. De postre, nos recomendaron el Ris a la Made, (muy parecido a nuestro arroz con leche), el postre de todas las fiestas en Dinamarca, con crema, almendras y salsa de frutos rojos. ($20).
Dónde: av. Leadro N. Alem 1074, piso 12. Tel.: 4312-9266.
Cuándo: lunes a viernes, al mediodía (de 12 a 16).

Status: cocina peruana

Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendenciaEl mousse de lúcuma de Status - Foto: Paula Salischiker

El lugar: ubicado entre los diez mejores restaurantes de comida peruana del país, hace 21 años que está en la ciudad y fue uno de los primeros que se instalaron. El local es antiguo, y de las paredes cuelgan fotos en blanco y negro del fotógrafo peruano Martín Chambi. La variedad de platos es famosa. Hay desde seco de cordero, chicharrón de pescado o ajiaco de conejo (guiso de papa, conejo macerado y arroz blanco) hasta ceviches mixtos. Como la especialidad son los platos norteños, abundan los pescados y los mariscos. Uno de los más pedidos es el chicharrón de pescado. Su mozo más antiguo, Héctor, recomienda no irse sin probar el Suspiro Limeño de la casa.
Qué pedir: el arroz con mariscos es exquisito, pero si querés algo más jugado, nos recomendaron el Mero a lo Macho: mero con salsa de mariscos, servido con guarnición de arroz y papas al natural. ($53). Ideal para el postre: el mousse de lúcuma ($21).
Dónde: Virrey Ceballos 178, Centro.Tel.: 4382-8531.
Cuándo: lunes a domingos, de 12 a 20.

Muchos inmigrantes llegaron a la Argentina y encontraron en la cocina un lazo con sus países; hoy, son dueños de lugares que marcan tendenciaSpiagge di Napoli funciona desde 1926 - Foto: Paula Salischiker